loader image

¿Qué es la Practica Psicomotriz Educativa?

La práctica psicomotriz educativa como actividad extraescolar es una propuesta dirigida a grupos de niños entre 3 y 10 años, en la que en un espacio pensado para su desarrollo madurativo se prepara una sala de módulos, colchonetas, plataformas, espalderas, telas, muñecos… donde se deja al niño hacer, para que pueda ser. Como resaltaba su fundador, Bernard Aucouturier, acompañar a cada niño y niña en el proceso de pasar del placer de hacer al de pensar y de ser él mismo y ella misma. Y desde ahí abrirse a expresar sus emociones y deseos, a la simbolización, a la relación con el otro, a la comunicación.
Un espacio pensado para ellos, que tiene un método de trabajo, en donde el psicomotricista está preparado para acompañar, invitar, provocar, e imitar las acciones de los niños, mirándoles, reconociéndoles, haciéndoles sentir importantes, contagiándoles del placer de lo que hacen.
Es un lugar en donde se acompaña al niño para que haga su proceso madurativo, un grupo de niños que se encuentran una provocación del adulto, un muro que puede ser derribado y surgen a partir de aquí juegos individuales o grupales, primero sensoriomotores y luego simbólicos, en donde el niño está abierto a la relación con sus iguales desde el placer del juego espontáneo.
Hay una estructura definida en tres momentos, el ritual de entrada, la expresividad motriz (con todo el movimiento y juego de los niños) y el ritual de salida que es el momento para parar el cuerpo y pasar al pensamiento, estando disponible para el cuento, las construcciones o el dibujo.

¿Qué diferencia hay entre la práctica psicomotriz educativa y la terapia psicomotriz?

La diferencia está en la finalidad, en el número de niños en las sesiones, en la cualificación del personal y su manera de desarrollar la sesión.
La psicomotricidad educativa va dirigida a grupos de niños (con un máximo de 10 niños) a los que se les acompañan en su proceso general de desarrollo madurativo, sin ser una técnica terapéutica para el niño. Esta psicomotricidad tiene un valor preventivo al permitir a cada niño un lugar desde donde ser tal y como se siente, desde sus logros, sin ser juzgado, y , partir de ahí, crecer de forma armónica y global.
La terapia psicomotriz está dirigida a aquellos niños que por sus circunstancias personales, requieren de una mirada más centrada y específica de un profesional formado en la terapia psicomotriz, quien pone al servicio del niño un proyecto de ayuda. Suele ser un tratamiento individual y/o pequeño grupo, de 3 niños máximo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para «permitir cookies» y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar» estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar