loader image
Slider1B
Slider2
Slider3
Slider4
Slider5

¿Cuál es nuestro modelo pedagógico?

¿Qué papel tiene el equipo docente del Colegio?

¿Quiénes son los alumnos y las alumnas del Colegio?

¿Qué papel tienen las familias en el Colegio?

¿Cómo es el día a día en el Colegio Reggio?

El asombro es lo que siente el niño delante del mundo, ese que le empuja a investigar, a querer aprender y a dar un sentido a lo que le rodea. Nos basamos en la pedagogía del asombro de las escuelas Reggio Emilia para crear nuestro propio enfoque educativo, una manera diferente de hacer educación y de mirar al niño y la niña. Generamos el deseo de saber y además proporcionamos un espacio de experimentación y descubrimiento, donde el aprendizaje sea atravesado por la emoción.
Los docentes son la clave del proyecto, con gran formación y experiencia, capaces de mirar al alumno por cómo es. Siendo conscientes que las ganas de saber y de aprender las contagia el maestro. El equipo docente elabora el material, conoce los contenidos que marca la ley y se ajusta a ellos, elabora y diseña una propuesta de trabajo partiendo de las necesidades e intereses del alumnado.
Cada niño y cada niña nos dan la oportunidad de aprender una forma distinta de ver el mundo. Cuando un niño viene a Reggio tiene un lugar, sabe que es importante y que hay un equipo de profesionales pensando que es lo mejor para él o ella. Encuentra las ganas de hacer y de saber, al mismo tiempo que descubre sus talentos y que se escuchan sus ideas. Sus ritmos y procesos son únicos y requieren de tiempo.
Buscamos la manera de crear alianzas y sumar a la familia. Sin ellas, consideramos que la tarea educativa está inacabada. Tenemos una causa común que nos conduce hacia el disfrute de ver crecer a nuestros hijos e hijas. Desde Reggio buscamos siempre el encuentro, la comunicación y la complicidad de la familia.
Partimos de un espacio de encuentro personal y grupal para seguir con un trabajo sobre los contenidos curriculares a través de metodologías activas y proyectos. Por la tarde el colegio se transforma en un gran atelier en el que se desarrollan los Talentos: fotografía, radio, huerto, arte, cocina, reciclaje, escritura creativa, teatro o builder, para que los niños desarrollen la creatividad tan esencial para el desarrollo del ser humano.
  • Pregunta 1
  • Pregunta 2
  • Pregunta 3
  • Pregunta 4
  • Pregunta 5

Nuestro valor esencial es humanizar la relación con la infancia.

“El niño tiene cien lenguajes, cien manos, cien pensamientos, cien formas de pensar, de jugar y de hablar, cien siempre cien formas de escuchar, de sorprender y de amar, cien alegrías para cantar y entender”. Loris Malaguzzi, Maestro.

ATELIER
DE TALENTO

LA CREATIVIDAD EN EL DÍA A DÍA

La capacidad de crear es algo que nos pertenece, una rasgo humano que debemos alentar desde la escuela. En Reggio creemos fervientemente en esa capacidad de creación inherente a cada uno, en ese talento que cada uno tenemos escondido.

Solo hay que buscarlo.

Por eso en nuestro colegio tenemos reservado un gran hueco lectivo, el de las tardes, donde cada niño y niña desarrolla y busca su talento en cinco áreas: ciencia y tecnología, expresión artística, comunicación, ecología, movimiento y deporte o club de lectura.

Los niños y niñas, son protagonistas de este espacio, tienen nombre y apellido, una historia que contar y una vida que construir.

EL ESPACIO COMO LUGAR DE ENCUENTRO.

En el Colegio Reggio el espacio es vital en la formación del niño entendiéndolo como el tercer educador.

Por ello para la creación de la nueva sede del Colegio Reggio en El Encinar de los Reyes hemos querido contar con Andrés Jaque y su equipo de Office for Political Innovation, profesionales que han sabido trasladar a la realidad todo lo que buscábamos en esta nueva aventura.

Creando un espacio rompedor e innovador en el que pedagogía y arquitectura se dan la mano para crear un edificio único en España.

El arte de enseñar es el arte de ayudar a descubrir.

CONOCE NUESTRO PROYECTO PEDAGÓGICO.

Descubre en este reportaje de TVE nuestro proyecto pedagógico y arquitectónico, el equipo y sobre todo conoce una manera de hacer y de mirar a los niños y niñas.

Un primer acercamiento a quienes somos, qué hacemos y cómo lo hacemos.

Necesitamos una educación para hacerse preguntas.